Comida para llevar

 

Con el inicio del nuevo curso muchos nos proponemos alimentarnos de una forma más sana, reduciendo la cantidad de grasas y aumentando el consumo de frutas y verduras cada día. Una buena forma de conseguirlo es sustituir el pincho de media mañana en el bar por una pieza de fruta o un mini bocadillo con ingredientes sanos que nos hayamos preparado en casa.

El inconveniente muchas veces es que tenemos que llevarnos la comida desde casa a la oficina y usamos día tras día papel de aluminio o film transparente de usar y tirar con el consiguiente perjuicio tanto para el medio ambiente como para nuestro bolsillo si somos varios en casa.

Una buena solución es realizar pequeñas bolsas para bocadillos con hule o manteles plastificados que ya no usemos. Cada una de ellas no te llevará más de 5 minutos de costura y pueden usarse cientos de veces.

Un consejo a la hora de realizarlas: coserlas de tal manera que la solapa se cierre hacia el interior y asi evitaréis que la bolsa pueda abrirse en el bolso de camino al trabajo.