Abrigo coloreado

“Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados” esta genial frase de Albert Einstein se aplica perfectamente a este post y es que muchos pensarían que es una locura cambiar el aspecto de un abrigo de ante de la forma en la que lo he hecho.

El caso es que este abrigo de ante con unos añitos a sus espaldas y beige en su estado original, estaba muy desgastado y tenía unas manchas oscuras en la zona de los bolsillos. El presupuesto por limpiarlo que me daban en la tintorería era de unos 60€ y no me ofrecían garantías de que las manchas pudieran eliminarse.

Teniendo en cuenta que el precio de compra del abrigo no era muy superior a la tarifa de la tintorería, decidí intentar darle una segunda vida al abrigo con un tinte de ropa convencional a máquina (en este caso yo utilicé uno de la marca “La Nave”). Sí, has leído perfectamente. He teñido un abrigo de ante metiéndolo en la lavadora, en un programa largo a 70º de temperatura y, como podéis ver en la imagen, no sólo ha sobrevivido al proceso si no que, además, el resultado es francamente bueno.

No he utilizado ninguna precaución especial más allá de, una vez fuera de la lavadora, dejar que el abrigo secara al aire a la sombra y colgado en una percha para mantener la forma de la zona del cuello y los hombros.

Algo para tener en cuenta si decidís intentarlo con una prenda vuestra en casa: los botones no se teñirán y si las costuras son de acrílico, tampoco cogerán el tinte. Por eso, ten en cuenta que el nuevo color que elijas para tu prenda quede bien con el contraste del color antiguo.

¿Os gusta el resultado final?