Zona chillout con palets

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de realizar un proyecto con palets. En los últimos años no dejaba de ver en blogs, revistas y webs de decoración como la gente aprovecha los palets para crear verdaderos salones de exterior e incluso se pueden encontrar planos en Internet para construir todo tipo de muebles aprovechando su madera

Cuando por fin me hice con unos palets que transformar en lo que quisiera, no quería añadirle unas bases de espuma que resguardar de la lluvia pero tampoco quería plantearme modificaciones complicadas que requirieran el uso de sierras mecánicas, taladros, amoladoras o similares (que por mucho que se empeñara Kristian Pielhoff, la mayoría no tenemos en casa)

La mejor manera que encontramos de darle utilidad a los palets, de una forma sencilla es convertirlos en un rincón chillout en el que poder recostarse, sentarse o tumbarse  de forma cómoda. Recurrimos al césped artificial porque nos proporcionaba una superficie mullida sobre la madera y no te exige estar todo el día pendiente del pronóstico meteorológico.

zona chill out palets

Los materiales que nos han hecho falta para construir esta zona de relax en la terraza son:

– 2 palets de madera. Si es posible, de los que tienen la parte superior completa

– Tableros de contrachapado (serán las “paredes”)

– Lija

– Protector de madera de exterior y brocha

– Cúter

– Césped artificial suficiente para cubrir la superficie superior de los palets y los tableros. En nuestro caso, un rollo de 1×4 metros fue suficiente

– Grapadora de pared (y grapas)

Los pasos a seguir son sencillos. Primero, le damos una pasada a toda la superficie de la madera con un lija dura (si es con lijadora eléctrica, irás más rápido) para eliminar todas las astillas. Cuando la madera está lijada, se aplican con la brocha un par de capas de protector de madera de exterior, en nuestro caso optamos por uno color teca. Una vez seco el barniza, medimos y cortamos el césped artificial para que cubra tanto la parte superior de los palets como los tableros de aglomerado. A continuación, grapamos las planchas de césped en su lugar y colocamos en el rincón de nuestra terraza.

Sólo queda añadir unos cojines coloridos, buena compañía y ¡a disfrutar!

Nota: Hemos preferido que el rincón chillout pueda desmontarse de forma fácil y hemos optado por que se mantenga en su sitio simplemente apoyando los palets contra las paredes pero siempre es posible unir todas las partes con tornillos para que las estructura sea más estable o para crear un rincón chill out aunque no haya paredes físicas donde apoyarse.